Costos por hora de un trabajador: México 6 dólares, EEUU 28 dólares

Dr. Armando Rojano Uscanga

Las fábricas automotrices son uno de los mayores emblemas estadounidenses, como la General Motors en Detroit que sufrió la crisis financiera en 2007 o la fundada por Henry Ford, pero Donald Trump, próximo Presidente de los Estados Unidos, con la excusa de defender el trabajo de sus nacionales está sugiriendo a los fabricantes que mantengan sus fábricas en ese país y no en México, de donde provienen principalmente los grandes vehículos, como los camiones, y los coches más económicos. Sus amenazas no se dirigen sólo a firmas de su país, sino al compendio Fiat-Chrysler y la japonesa Toyota.

Desde que Trump comenzó su campaña las empresas automotrices han resentido la baja de sus estimaciones de beneficio de cara a los próximos años, como es el caso del 1,8% en las previsiones de ganancias para Ford y General Motors en los dos próximos ejercicios. La ventaja de costos que antes obtenían estos fabricantes en México dará lugar a un aumento del precio final que asume el consumidor. Se calcula en 6 dólares/hora el costo de un trabajador mexicano frente a 28 dólares/hora del mismo empleo en Estados Unidos, según el Centro de Investigación Automovilística de EEUU.

Las firmas europeas que fabrican utilitarios, como las francesas Peugeot y Renault podrían verse beneficiadas. De hecho, ese sector autos europeo es el más alcista del año, con ganancias que rondan el 3%. La debilidad del euro frente al dólar favorece, además, las exportaciones de coches a Estados Unidos. Hoy se cambia a 1,05 dólares. Trump está dispuesto a romper la relación comercial con México (TLCAN), por lo que todas las exportaciones a Estados Unidos están exentas de impuestos. Pretende imponer una tasa impositiva del 35%, lo que tendría un sobrecoste para General Motors de unos 3,000 millones de dólares en 2017 sólo para mantener la exportación de tractores, por una fábrica que seguirá establecida en México. Las compañías de EEUU en México produjeron dos millones de vehículos en 2010; en 2015 esta cifra superó los 3,25 millones, y para 2019 la previsión es de cinco millones de coches, y no somos el máximo exportador de EEUU, pues antes se encuentran Japón, Alemania y Canadá.