Lic. Guillermo Ingram

De lo que he leído sobre Don Adolfo Ruiz Cortines y gente muy allegada a él me ha contado, Don Adolfo desde su toma de posesión como Presidente de la República hizo alusión a los abusos y excesos cometidos por el alemanismo y Don Adolfo prometió que quienes habían saqueado a la nación lo pagarían. No cumplió esta promesa Don Adolfo, pero, al tiempo en que él, Don Adolfo, realizara tal exhibición pública de los excesos por su predecesor hizo una muestra magistral de política al haber exhibido a Alemán y colaboradores como ladrones contumaces y consumados. No esperó a que pasaran los años, lo hizo en la misma transmisión de poderes.

FUE EL CREADOR DEL “MILAGRO MEXICANO”

Y no obstante a Don Adolfo le tocó devaluar el peso en función a los excesos cometidos por el alemanismo, Ruiz Cortines procedió a llevar a cabo una de las administraciones presidenciales de la post revolución más brillantes, si no es que la más fecunda y creadora (palabras de una de las frases clásicas acuñadas por Don Adolfo), en virtud de que el país creció, la población se vio beneficiada grandemente, sobre todo con los programas de salud pública llevados a cabo por Don Adolfo, entre ellos la erradicación del paludismo en el país y ¡La estabilización económica nacional! Creando Don Adolfo “el milagro mexicano”. Y la paridad del dólar duró hasta el primero de septiembre de 1976, cuando Echeverría anunció la “flotación” de la moneda nacional y hasta la fecha sigue de mal en peor. A mí tocó todavía disfrutar de tal “milagro mexicano”, con esas sólidas instituciones creadas por Don Adolfo, entre ellas la solidez de la salud pública y los programas de vacunación masivas que a nivel nacional se llevaron a cabo
en forma efectiva.

SÍ, CALDERÓN FUE MAL PRESIDENTE, PERO CADA QUIEN CON SU CADA CUAL

Por cuatro años nos manejaron a los mexicanos que en función a la baja de los precios mundiales del petróleo había subido la gasolina y los “gasolinazos”, y ahora nos salen que por la subida de los precios internacionales del petróleo nos han pegado por toda la figura con este macro aumento sin dar paliativo alguno al pueblo. Y que conste desde el principio del actual sexenio se habló de las “magníficas reformas que moverían a México” ¿Hacia dónde? Que conste las reformas en cuestión no las hizo Calderón.

Miguel de la Madrid al menos salió con los “Pactos” ¿Se acuerdan?, no subía nada no obstante los hidrocarburos si lo hacían, en cambio ahora nos han dado hasta por debajo de la lengua y resulta que Calderón es el culpable. Eso ya lo sabemos incluso lo de los latrocinios realizados durante la administración de Felipe, autonombrado “El hijo desobediente”, en virtud a que según esto se le salió del huacal a Fox y en alusión a la canción de Antonio Aguilar.

DE LO QUE SIGUE NI EL “APRENDIZ” NOS SALVA

Pues abundando en el tema del gasolinazo (¡Y nos falta el “Trumpaso”, del cual ni Videgaray el súper-aprendiz nos salvará!) y las culpas echadas en el mensaje presidencial de año nuevo, no basta tampoco con que se haya reconocido el pésimo manejo (si así le podemos llamar al asunto por efectos del “decoro”) de la “Casa Blanca”, pues a la fecha aún no reivindican a mi novia (ella no lo sabe) Carmen Aristegui por su excelente trabajo de investigación periodística en donde se exhibió tan pobre, cuanto lamentable historia, así como la casa de Malinalco, de la que el “aprendiz” solo dijo que la había comprado conforme a Derecho ¡Y ya! Fue algo así como: “¡Esta es palabra de Dios!”.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:losbuenosdias@gmail.com