¿Por qué los mexicanos asociamos el número 41 a la homosexualidad?

Publicado el 11 de enero del 2017 a las 9:27 am

A+ A-

_93333661_38563731

El número 41 suele asociarse en México desde hace más de cien años con hombres homosexuales.

Pero en su historia existen detalles que apenas ahora empiezan a revelarse.

El origen es un baile de 42 hombres realizado la noche del 17 de noviembre de 1901 en el centro de Ciudad de México.

La mitad vestía ropa de mujer y el resto trajes masculinos. Varios de ellos eran personas adineradas y formaban parte de la élite social de esos tiempos.

El festejo fue interrumpido por la policía que arrestó a casi todos: sólo uno logró escapar.

El caso fue uno de los mayores escándalos sociales de la época conocida como el ‘Porfiriato’, pues el presidente era Porfirio Díaz.

De hecho, según una leyenda muy conocida en México, quien logró escapar esa noche era su yerno, Ignacio de la Torre y Mier.

Detención ilegal

El escándalo de 1901 se conoce como “El baile de los 41 maricones”. Se realizó en la calle de La Paz, en lo que hoy es el Centro Histórico de la capital y cerca de Palacio Nacional, la residencia del presidente Díaz.

Según los diarios de la época –la única fuente documental del caso– un policía escuchó ruido en una casa, a las 3:00 AM, y al asomarse descubrió a las parejas.

No se conoce el destino final de ellos, aunque según Harris y algunos historiadores que investigaron el tema, murieron en las batallas.

Aunque no se ha documentado es muy posible que dentro del Ejército hayan sufrido abusos, porque nunca se ocultó a los soldados la razón de su reclutamiento, destaca el abogado.

“Fueron detenidos, sufrieron un escarnio fuertísimo”, explica. “Es una cuestión muy grave y no nada más las tonterías que ciertos grupos sociales lanzan”.

Una de las razones es el escándalo que significó el baile y la cantidad de personas detenidas, explican historiadores.

Pero también influyó la posición social de algunos participantes, dice Harris. El escarnio que se desató fue una especie de venganza social.

Una reacción de molestia por lo que en la época se conocía como”la decadencia de los lagartijos”, el apodo de entonces a las personas adineradas del Porfiriato.

Deja un comentario