“Cuesta de enero”, la más elevada en 17 años

Publicado el 2 de enero del 2017 a las 7:42 am

A+ A-

Prevén especialistas cascada de alzas en productos de consumo
También encarecerán tarifas de bienes y servicios
Pronostican alza en impuestos municipales y trámites burocráticos

cuesta-enero-2015 copy

El Universal / Ciudad de México

Además del gasolinazo, una cascada de alzas en los precios y tarifas de varios bienes y servicios amenazan con llevar a la inflación durante el primer mes de 2017, la “cuesta de enero”, a su nivel más alto desde el año 2000.

Incluso, se puede superar el impacto que tuvo la reforma hacendaria sobre el nivel general de precios en 2014, proyectaron analistas económicos.

incrementos

Para la primera mitad del mes se prevé una variación quincenal en el Índice Nacional de Precios al Consumidor de 0.9% y de 1.1% para todo enero, respecto al mes inmediato anterior, estimó Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte-Ixe.

Dicho aumento será producto no sólo del abrupto incremento en el precio de las gasolinas, sino también por las secuelas que tendrá esta alza sobre otros precios y tarifas.

El aumento estacional en bienes y servicios al inicio de 2017, así como el ajuste relacionado con el encarecimiento del dólar, son principales riesgos para el nivel general de precios.

De confirmarse una inflación mensual de 1.1% o mayor en enero, rebasaría el nivel de 0.89% reportado en el mismo mes de 2004 a causa del alza de impuestos resultado de la reforma hacendaria; e incluso podría superar lo registrado en el primer mes de 2010 (1.09%) por el aumento a las gasolinas, gas, transporte y tortillas.

De manera directa se verán afectados bienes y servicios que usan como insumo estos combustibles: transporte, electricidad, productos químicos, de limpieza y medicamentos. Indirectamente impactará a bienes y servicios que usan el transporte en su operación o comercialización.

Soto destacó que el transporte representa hasta 40% del costo logístico de las empresas, por lo que ninguna industria se salvará de estos efectos.

Además del alza a las gasolinas, los especialistas advierten que hay una serie de incrementos que se registran al inicio del año de forma estacional que también estimularán la inflación en enero.

Entre los que pueden presentar mayor variación figuran los trámites, licencias, placas, pasaportes y, en general, todos los papeleos de gobierno.

Junto con lo anterior, se espera que en muchos estados los gobiernos locales aumenten impuestos o incluso creen nuevos, comentó Soto, quién elabora un índice metropolitano de precios para la Ciudad de México.

Otro rubro es la vivienda, y ahí uno de los servicios que sube es el alquiler, así como algunos gastos relacionados como gas y energía eléctrica.

El otro grupo que generalmente aumenta es el de la salud, en lo que se refiere a consultas médicas y dentales, productos farmacéuticos y vitaminas. Obviamente este tiene un efecto estacional en la salud de las personas, pues en la temporada de invierno se demanda más este tipo de servicios, lo que encarece los precios.

Hay otros rubros como el de alimentos que también varía, aunque es más diverso porque no incluye los mismos productos, pero en lo referente a los granos puede haber un aumento en los precios, así como en leche y derivados, y en verduras.

Gastos diversos como el costo de los funerales y seguros de vida también reportan alzas en enero, así como la compra de vehículos y refacciones.

Además de la inflación inercial, también hay un mayor traspaso del alza del dólar a los precios de productos. Esto impacta de manera muy directa a mercancías no alimenticias.

Hay que considerar todos los bienes durables, como por ejemplo un coche. Hasta hace poco había marcas que estaban cotizadas en dólares, pero los autos tienen insumos importados, denominados en dólares, y están expuestos al fenómeno, señaló Muñiz.

En este contexto es que la cuesta de enero de 2017 será más pesada para la población, como la clase media, que se verá afectada por el alza a las gasolinas, pero el sector con menores ingresos también por el encarecimiento de servicios como transporte, salud y algunos alimentos básicos.