Perspectivas económicas 2017

Publicado el 2 de enero del 2017 a las 11:33 am

A+ A-

Alejandro Buenavad Madrigal

Por: Alejandro Buenavad Madrigal

El año que concluyó fue quizás uno de los más turbulentos no sólo en México sino también en el mundo entero. Como país estamos enfrentando situaciones que nos exigen ser cada día más productivos y más competitivos. La baja en los recursos que se obtienen por la venta del petróleo nos ha obligado a generar estrategias distintas que permitan mantener los niveles del recurso público y entre muchas obligaciones que se tienen, poderle hacer frente al pago de la deuda la cual se calcula superior al 49% del PIB, el cual asciende a unos 19 billones de pesos. Es decir que la deuda debe ser algo así como 9.5 billones de pesos.

Parte de las cosas que tiene el gobierno por hacer, es como en todo hogar, buscar la forma de incrementar sus ingresos, pero esto solo se puede lograr a través de cobrar más impuestos o contratar más deuda, porque pensar en que la venta del petróleo pudiera generar recursos adicionales sería prácticamente imposible.

Entonces si el gobierno no puede obtener más ingresos del petróleo, ni contratar más deuda y mucho menos incremente impuestos, se ve en una situación compleja, pues de algún lado tendrá que, como en todo hogar ya lo decía, empezar a recortar gastos, y evitar a toda costa que el ingreso fijo que ya tenía en 2016 se le vaya a reducir. A través del presupuesto de egresos para 2017 se propusieron reducciones a algunos programas sociales y en algunos programas de inversión por 239 mil millones de pesos.

Para 2017 se planteó en la Ley de Ingresos de la Federación un ingreso total de 433,890 mil millones de pesos por concepto de IEPS (Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios), que tan solo por combustibles asciende a la cantidad de 284,432 mil millones de pesos. Para ponerlo en perspectiva el impuesto por los refrescos se presume llegar a recaudar 24,556 mil millones de pesos. Estos ingresos del IEPS le están representado al gobierno casi un 16% de los ingresos tributarios. Así como sucede en la casa, los ingresos fijos se deben cuidar primero y evitar a toda costa que se caigan, por eso para el,siguiente te año el gobierno cuidará sin duda este ingreso del IEPS especialmente al que se le aplica a las gasolinas. Pasó de ser una medida de control sobre los hidrocarburos a ser una medida de recaudación directa, a mayor volumen de ventas mayor ingreso por el impuesto indirecto al consumo.

El incremento en las gasolinas no tiene que ver con un incremento en el IEPS, eso ya venía dándose desde este año, las tasas el IEPS están calculadas de acuerdo con la Ley, considerando entre otras cosas el precio del productor, el costo de distribución y comercialización, el precio neto de venta en la Terminal de Almacenamiento y Reparto, entre otros factores. Al final se termina pagando un promedio de 6.52 pesos de los 13.98 que hoy nos cuesta por ejemplo la gasolina magna.

Adicional al IEPS también se paga el IVA el cual se calcula sobre el precio original del combustible y adicional a ello se le agregan 36 centavos por cada litro de gasolina, los cuales se deben aplicar al costo pero no se puede desglosar por la gasolinera. Esta última cuota, se destina completamente al Estado en donde se encuentra ubicada la gasolinera. Por cada 20 litros 7.2 pesos van a parar a las arcas de cada Estado, quizás por eso no veremos a funcionarios de ningún estado manifestarse sobre su incremento. Lo que sí veremos serán políticos oportunistas especialmente con aspiraciones en 2017 queriendo agarrar como bandera el precio de la gasolina para intentar llamar la atención y quizás contender por alguna candidatura. Lo malo es que esas promesas de bajar costos de las gasolinas serán promesas vacías, pues algo inevitablemente va a ocurrir y tendremos que enfrentarlo.

Comentarios: @abuenavad, www.losfiscalistas.com.mx