Zafar irá a juicio por intento de homicidio de oficial consular de EU

Publicado el 10 de enero del 2017 a las 3:44 pm

A+ A-

Agencias/EL DICTAMEN

1048459_NpAdvMainFea

El estadounidense Zia Zafar fue acusado formalmente por una Corte Federal de aquel país por el intento de homicidio de un representante consular en México.
El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que este martes Zia Zafar compareció por primera vez ante las autoridades judiciales de su país, luego de que ayer lunes fue deportado desde México.

La fiscal general de la División Criminal del Departamento de Justicia estadounidense, Leslie R. Caldwell; la fiscal del distrito este de Virginia, Dana J. Boente; el agente especial a cargo de la oficina del FBI en Miami, George L. Piro y el director del departamento del servicio de seguridad diplomático de EU, Bill A. Moler, anunciaron que durante la audiencia en una corte federal, Zia Zafar fue acusado formalmente de tentativa de homicidio de un representante consulado de Estados Unidos en la ciudad de Guadalajara.

El cargo imputado a Zafar, de 31 años, es el intento de homicidio en agravio de una persona protegida internacionalmente, por lo que fue citado a una audiencia de detención el próximo 13 de enero ante el juez federal John F. Anderson, del distrito Este de Virginia.
De acuerdo con la denuncia formulada por autoridades estadounidenses en su contra, el 6 de enero pasado, el hombre originario de Chino Hills, California se disfrazo para seguir al Vice Cónsul de Estados Unidos en Guadalajara a través de un garage de estacionamiento hasta su vehículo.

Luego de que el representante consular abordó su automóvil se dirigió a la salida del estacionamiento donde Zafar le alcanzó y disparó una vez en el pecho para luego huir.
El vice Cónsul fue llevado a un hospital local donde permanece hasta la fecha. Posteriormente, las autoridades mexicanas detuvieron a Zafar.
El Departamento de Justicia de EU señaló que lo ocurrido en la audiencia de este martes sólo implica una acusación, por lo que se le presume inocente hasta que se demuestre lo contrario.