Luis Humberto Tejeda Taibo

Cuando leo, veo y escucho sobre el hartazgo que el ciudadano tiene sobre el Gobierno en México y sus hijos bastardos los Partidos Políticos, no puedo menos que sentir emoción porque imagino que las cosas van a cambiar para bien, sin embargo cuando me entero que el Gobierno organiza visitas de líderes religiosos, masifica por medio de la televisión o el radio eventos religiosos, se abarrotan los estadios de fútbol, se corean, se pelean incluso por los resultados de entre los equipos de este deporte o se mitifica llegando a la proporción de héroes a los miembros de la selección nacional de balompié, ni qué decir cuando me entero de que hay intercambios de puntos de vista, opiniones y hasta discusiones sobre la última serie de televisión o la telenovela del momento, entonces queridos y amables lectores comprendo porqué nuestro País es un paraíso de corrupción y el mexicano está jodido.

Construir una Nación es un asunto complejo, nada fácil, es hacer patria y ser patriota, miren ustedes por poner un ejemplo en el asunto del loco Trump, pese a sus insultos, bravatas y ofensas, a el mexicano le ha resultado más confortable y placentero dividirse, criticarse y censurarse en lugar de unirse, ahí ve a la izquierda criticando todo, a la derecha aprobando todo y al centro pusilánimemente moviendo la cola ante el megalómano gringo, olvidan un pequeñísimo detalle, para el líder racista del norte, todos absolutamente todos, SON PERROS, o somos sin distingo de razas a sus ojos.

Desde nuestra independencia e incluso desde nuestra revolución la élite político-económica que ha gobernado este país, nos ha mantenido en la ignorancia, en la mentira, o qué  acaso se cree el cuento de que durante el porfirismo todo fue malo y a partir de los gobiernos post revolucionarios todo mejoró, yo veo al campesino igual de discriminado y jodido, yo veo al obrero igual de explotado, muerto de hambre y manipulado por medio de sindicatos charros, si usted ve algo diferente indíquemelo, se lo pido de favor.

Así las cosas mientras queridos amigos, estimadas amigas el mexicano deje de culpar a otros de su decadencia, deje de estirar la mano pidiendo que el gobierno lo mantenga, deje de ser el peor crítico y detractor del mexicano mismo y se ponga a trabajar en unión, a reclamar, protestar, denunciar, pero también a coadyuvar, a solidarizarse, a exigirse a si mismo lo mejor y dar el plus y a participar, todo seguirá igual o lo que es peor en espera de que algún mesías bananero consiga que México llegue a los niveles de primer mundo, lo cual nos llevará rápidamente a niveles de países latinoamericanos que con su sistema basado en viejos y anacrónicos ideales están hundidos y hasta con hambre.

Terminaré con una reflexión que espero comprendan, no por lo mágica sino por lo atinada.

En México más vale una protesta Imbécil, que un Imbécil que no protesta, pero si la acompañamos de una PROPUESTA, entonces nuestra Propuesta por muy Sencilla que sea, será más constructiva que la Protesta Mas Razonable’.

Atentamente
Lic. Luis Humberto Tejeda Taibo
Facebook: Luis Humberto Tejeda Taibo
Twitter: @ttaibo