Hablando de…Del Vaquero al Bluyín

Publicado el 11 de febrero del 2017 a las 1:26 pm

A+ A-

Concepción Díaz Cházaro
Cronista de la ciudad

Una de las prendas de vestir más usadas es el jeans, llevados por hombres y mujeres maduros, así como por jóvenes y niños de ambos sexos. Esta prenda ha borrado complejos, flacos y gordos, panzones y nalgones, los llevamos con singular desenfado.

Los pantalones vaqueros o texanos como se les llamó a los que se empezaron a usar en la década de los cincuenta fueron creados por Jacob Davis y Levi Strauss & Co., en 1871 y patentados dos años más tarde.

Dicha prenda nació de la necesidad de confeccionar un pantalón de tela resistente y cómoda, en particular para los trabajadores de las minas durante la fiebre del oro en el oeste de Estados Unidos.

El género usado para su confección era loneta, traída de Génova en tono marrón, más tarde cambió el género por tejidos de algodón resistente teñido de añil. Este modelo pasó a la posteridad y es llamado blue jeans.

Al inicio de la segunda guerra mundial el jeans viajó con el plan Marshal hacia las bases militares norteamericanas junto con las canastas de víveres para las tropas.

En la década de los años cincuenta del siglo XX los jeans fueron usados por los chicos malos de Holywood representados por Marlon Brando y James Dean, éste los popularizó en “Rebelde sin causa” e impuso esta moda para los jóvenes. El llevar pantalones vaqueros se convirtió en un símbolo de rebeldía juvenil de la segunda mitad de esa década. Estaba prohibido en los teatros, restaurantes y escuelas ingresar con dicha prenda. Ya en la siguiente década el uso de los pantalones vaqueros se hizo más aceptable, para convertirse en la moda general de ropa casual en los Estados Unidos.

Hacia 1965 una boutique en el New York East Village fue la primera tienda minorista que lavó un par de pantalones vaqueros nuevos para conseguir el efecto usado desgastado. Les añadió parches, calcomanías y detalles y los vendió por 200 dólares.

En la Unión Soviética, los pantalones vaqueros fueron el símbolo del modo de vida occidental, la fiebre de los pantalones vaqueros en la URSS inició en 1957 durante el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Los jeans han tenido innovaciones, en los años 70 ya se había vuelto la prenda universal, que no hacia diferencia de sexos, clase o raza, es entonces que los diseñadores Pierre Cardin e Ives Saint Lauren se animaron a incorporar el denim en sus colecciones.

Al inicio de los ochenta se dieron otras modificaciones para mayor comodidad y facilidad del movimiento al baile y deporte, aparecen los baggies. Para los noventa es llevado masivamente debido al uso de patines y patinetas. En este siglo continúa vigente, con la modalidad de desteñidos, raídos y rotos en las piernas. El blue jeans es la pieza de vestir que ha unido seis generaciones. En la década actual, los términos blue jean o jeans son anglicismo usados en gran parte de Hispanoamérica y aceptados por las Academias de la Lengua Española, siempre y cuando se escriban con la grafía adaptada “bluyín” o “yin(es)”.

Si das una vuelta en domingo por la calle principal del centro histórico y el paseo del malecón, podrás comprobar que el bluyín es usado desde los bebés hasta los abuelos.