Desalojan 90 terrenos

Publicado el 7 de febrero del 2017 a las 11:10 pm

A+ A-

(Franco Cardel /El Dictamen)

*En Colonia Ana Carreto

*El operativo lo realizan más de 100 elementos de Seguridad Pública y La Fuerza Civil

Con el apoyo de más de 100 elementos de Seguridad Pública y de la Fuerza Civil, se llevó a cabo el desalojo de 90 terrenos de la colonia “Ana Carreto” o Reserva Tarimoya I, en donde se tiene una disputa de más de 20 años, mismo tiempo que tienen muchas familias de vivir en la zona, en donde se vivieron momentos de violencia al verse sorprendidos por esta disposición judicial.

El desalojo inició desde antes de las 9 de la mañana de este martes, cuando más de 100 elementos, con equipo antimotines se apersonaron en la colonia “Ana Carreto” en donde le dieron complimiento al desalojo de casi dos hectáreas de las 5 que comprenden la popular colonia.

Esta franja de terreno lleva más de 20 años de ser una zona invadida y en litigio, entre el dueño de la tierra en este caso Francisco Pineda García, quien explicó que ha intentado llegar a acuerdo con los invasores y personas que habitan los terrenos, sin haber logrado nada.

El dueño del terreno explicó que los terrenos los ha intentado vender a 90 mil pesos, en pagos de 1500 mensuales, sin embargo esto no es aceptados por las personas quienes aseguró prefieren seguir dando cuotas a “líderes” quienes lo engañan, ya que ellos no son los legítimos dueños.

Sobre la diligencia, se indicó que es un mandato legal del Juez Cuarto de Primera Instancia, en donde se inició el proceso desde el año 2000, en donde no sólo podrían ser desalojadas estas dos hectáreas, si no el resto que son 3 más para un total de 5, en donde viven cientos de familias.

“Son cerca de 90 casas o terrenos, es una diligencias de desalojo, ordenada por el Juez Cuarto de Primera Instancia, derivado de un juicio con expediente 863/00” esto confirmó el actuario Faustino Cabañas Miranda, Secretario de Estudio y Cuenta del Juzgado Cuarto de Primera Instancia.

Debido a que aseguraron no fueron avisados con días de anticipación, los vecinos intentaron defender a las personas que iban a ser desalojadas, por lo que en algunos momentos se vivieron brotes de violencia que dejaron como saldo al menos dos elementos de la policía con lesiones, uno de estos era mujer.

Y es que apenas llevaban unos minutos y algunos de los habitantes comenzaron a lanzar piedras, lo que originó, que los lesionados, al final las cosas se calmaron y sólo cuando llegaban de casa en casa, la violencia reaparecía, pero todos los habitantes sin importar que las casas fueran de material o de madera y láminas terminaron aceptando sacar sus cosas.

No hubo personas detenidas por parte de los vecinos, pero sí algunas corridas para tratar de calmar los ánimos.