Buenos Días

Lamentablemente así es, el padre se nos puso malito

Viernes 21 abril 2017, 8:36:56 am

Lic. Guillermo Ingram

Sí, el buen Padre Arturo se nos enfermó y al parecer las condiciones de su estado de salud se ponen críticas de manera paulatina. Ahora se encuentra internado en el hospital San Francisco en la zona de terapia intensiva. Por lo tanto, creo a sus amigos y feligreses solo nos queda orar por él, para que Dios Nuestro Señor, llegado el momento lo reciba en Su Casa como él se merece. Este deseo en función a tal y como siempre lo he dicho, él siempre hizo el bien sin ver a quién.

EL SÍ QUE HA PASADO POR EL MUNDO HACIENDO EL BIEN

Su apostolado de sacerdote lo ejerció a plenitud, ayudando a todo el mundo y aconsejando bien. Creo él pudo vivir a todo palio con su posición de gente de iglesia, pero no, la sencillez y la austeridad fueron parte y práctica de su vida y lo digo con elementos de juicio porque cuando en Sagrado Corazón de Jesús vi como vivió, así como en Cardel y en los últimos años en la casa familiar de su sobrina Lulú, ocupando una recámara de la casa que muy cariñosamente le cediera Lulú, su esposo y vivía con toda la familia. Y cuando Lulú salía de viaje, él se iba a la casa de alguna de las hermanas de Lulú a ser atendido.

SERÁ UNA MUY LAMENTABLE PÉRDIDA PARA MUCHOS

Realmente lamento mucho se marche el Padre de este mundo en virtud de que con él el número de mis buenos cuates se estrecha cada vez más. No cabe duda, es parte del vivir, el irnos quedando cada vez más restringidos de amigos, hasta que de pronto, también le toca a uno regresar al polvo ¿A poco no? Y, como les he platicado lo que dice mi otro cuate Antonio Machado en su poema “Retrato”, en la última parte: “Y cuando llegue el día del último viaje, / y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, / me encontrareis a bordo, ligero de equipaje, / casi desnudo, como los hijos de la mar”.

PUES FINALMENTE ESTARÍA JUNTO A MI GRAN AMIGO

Y si algo me consuela, si a eso se le puede llamar consuelo, es que platicando con Lulú, me dijo las cenizas del Padre quedarán en la cripta del Sagrado Corazón de Jesús, donde el oficiara la mayor parte de su vida, tanto la sacerdotal, como la pasó en este mundo. Pues en su momento yo adquirí una urna ahí, por lo qué ahora con más ganas estaré más que complacido que cuando llegue mi turno de subir a la “nave” en cuestión, mis amigos lleven las cenizas de quien fui en este mundo ahí. Y no va a estar mal, quedaré en calidad de ad perpetuam cerca de mi gran cuate, confesor y guía espiritual, mi gran amigo el Padre Arturo López Islas.

Para nada estoy adelantando primicias, pero ante el cuadro de salud que presenta el señor sacerdote, a excepción de la intervención divina, solo nos queda irnos preparando para el desenlace.

A ESE, AL DIOS DE SPINOZA Y EL QUE ACEPTABA EINSTEIN COMO SUYO

Luego entonces, es por lo que me encuentran ahora con el alma “sensible”, como dijera en su libro “Breviario de los políticos” un cardenal verdaderamente muy ducho en esta cuestión de la llamada política y amén de el consejero (muy acertado en este oficio) por muchos años de Luis XIV de Francia, Julio Mazarino: “Cuando tengas el alma sensible ¡No digas nada!, guarda silencio y deja que pase ese estado anímico, pero no olvides y ¡Aguarda tu momento!”. Aclaro que la frase la cito de puritita memoria, no me ha dado tiempo de consultar siquiera el “Wikipedia”, esa, de donde dicen mis detractores de la Empresa Transnacional de nombre Iglesia Católica que saco mi saber. No importa, pero, hasta aquí llego en la “calumnia” del día de hoy y uniéndome a la gran familia del Padre Arturo, así como a la ingente cantidad de feligreses y amigos que el señor sacerdote posee, pidiendo la recuperación del gran amigo o su muy merecido descanso, según lo decida el Creador. A ese Creador del que les transcribí hace dos días la descripción de Baruch Spinoza y del cual el mismo Alberto Einstein aseguran era el Dios en el que él, el gran científico del siglo XX creía.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:losbuenosdias@gmail.com