Editorial

Se Debe Detener Todo Tipo de Deforestación

Viernes 21 abril 2017, 7:38:56 am

Lamentablemente la deforestación sigue de manera muy impactante en todo el planeta y desde luego en nuestro país este fenómeno o mejor dicho este acto en contra de la ecología y biodiversidad en general es de un tremendo impacto. Pues a pesar de todo lo que se ha escrito, demandado y legislado a favor de la preservación del medio ambiente, lo cual incluye de manera primordial no solo la sobrevivencia de la flora, sino el incremento de la misma tanto en la recuperación de espacios otrora boscosos y silvícolas, regresados al estado inicial que tenían, no solo no se ha consolidado, como tampoco cumplido, sino que bosques y selvas de todo el territorio nacional continúan decreciendo no solo en forma paulatina sino además de manera temeraria en contra de la biodiversidad, como sería el caso muy notorio del llamado santuario de la mariposa monarca, ubicado entre los estados de Michoacán y México, en donde la superficie boscosa en donde se reproduce año con año esta especie tan emblemática de mariposa, se ve cada vez más diezmado.

Pero no solamente este fenómeno, tal vez sería mejor llamarlo o ubicarlo como una acción depredadora ilegal por parte de particulares con el apoyo incondicional de parte de representantes de la ley proclives a la corrupción, pues no obstante la enorme alarma que existe con respecto a la disminución de bosques y selvas, se sigue viendo por las carreteras del país circulando a tráileres con la carga de troncos de árboles por todas señales considerados “verdes”, lo cual significa que fueron talados estando en plena etapa de vida, pero en la documentación se aprecia la calidad de ya haber perecido. Esto a todas luces es una transgresión a la ley, pero lamentablemente las entidades cuya bajo responsabilidad se encuentra el otorgar el visto bueno para el derrumbe de árboles “muertos”, cuando a simple vista se muestra los troncos en tránsito son eminentemente árboles talados estando en plena producción. Y ni se diga en las selvas del país, de donde se extraen todo tipo de maderas preciosas. Esto, incuestionablemente se debe a la demanda de este tipo de maderas, pero, que indudablemente la tala de los árboles que brindan tal producto no solo está acabando con los “pulmones” de la nación, sino además con millones de hábitats en donde se desarrolla toda una biodiversidad, que va desde la llamada unicelular y microscópica hasta llegando a la que integra la vida silvestre de estos sitios en donde se alberga toda una serie de animales e incluso de especies del reino vegetal que son endémicas de nuestro país.

Es urgente llevar a cabo acciones bien estructuradas y apegadas a la realidad y no a la ficción, tanto para la estructuración de campañas dirigidas a la efectividad de una reforestación a todos los niveles de terrenos que incluya desde luego las zonas urbanas, así como la estricta prohibición del derrumbe de árboles, salvo, que sean varias las dependencias que intervengan para la autorización del derrumbe de árboles realmente muertos, pero de manera efectiva y no de mera simulación que estimule la depredación de bosques y selvas.