Agencias/ El Dictamen.

La muerte de la modelo Raudha Athif, de 20 años, sigue generando interrogantes, ya que su familia cree que fue asesinada por extremistas islámicos.

Athif, originaria de Maldivas, en el Oceano Índico, fue encontrada muerta en Bangladesh y en un principio se sospechó de un suicidio.

La joven apareció en la portada de “Vogue” India y estudiaba medicina en Bangladesh, informó “The Sun”.
El pasado 29 de marzo fue encontrada en su dormitorio, colgada.

Mohammed Athif, padre de Raudha, no cree la historia del suicidio; tampoco su hermano, Rayyan, quien dijo que su hermana era una joven feliz y explicó que en Bangladesh ha habido asesinatos que se han hecho pasar por suicidios, con extremistas islámicos detrás de ellos.

El hermano de la modelo dijo que Raudha había sido señalada por su manera de vestir, que consideraban “inmodesta” y “no islámica”. Además comentó que semanas antes de su muerte, la modelo les reveló que alguien había mezclado pastillas para dormir en su bebida.

La familia explicó que el cuerpo de Raudha tenía marcas en el cuello, como si hubiera sido estrangulada.