Terminó Sustainable Brands 2017 en Madrid

Dr. Armando Rojano Uscanga

Sustainable Brands, el mayor movimiento global de sostenibilidad y negocios celebró su tercera edición del 7 al 9 de mayo en Madrid bajo el lema Activating Purpose («Activación del propósito»), donde unos 50 expertos expusieron y debatieron sobre cómo las marcas aplican la sostenibilidad en sus estrategias de negocio.

La novedad fue que las empresas de alimentación se unen a la revolución de la “comida de verdad”, aceptando que se enfrentan a un consumidor cada vez más exigente y con preferencia por lo natural, y la mayoría de las marcas reconocieron que han cedido a la presión de los consumidores y han eliminado el aceite de palma de sus productos. La polémica por el uso de este aceite ha reavivado el debate sobre la conveniencia de incluirlo o no en los productos de alimentación. Los consumidores cada vez están más informados y presionan a las empresas del sector para que aumenten su transparencia y apuesten por lo natural. Las compañías presentes en las jornadas organizadas por Sustainable Brands definieron a la comida de verdad como aquella en la que se ha puesto atención en la forma en que está plantada, en cómo ha crecido y cómo ha sido cultivada

La fiebre por lo natural ha conllevado un rechazo social a los productos que incluyen aceite de palma en vez del de oliva o girasol. Algunas marcas han cedido a la presión de los consumidores y han eliminado este aditivo tradicionalmente utilizado por la industria por su bajo costo y su potencial para mejorar el sabor de ciertos alimentos como bollos, galletas o procesados. Sin embargo, algunos defienden el uso del aceite de palma como “clave” en los productos de galletas y confitería ya que otorga características técnicas únicas y está libre de grasas “trans” y señalan que para producir la misma cantidad de aceite usando otro vegetal se requerirían áreas de cultivo más grandes y su reemplazo podría poner más bosques en riesgo.