2,000 libras anuales por trabajador

Dr. Armando Rojano Uscanga

Theresa May, primera ministra del Reino Unido y líder de los tories, ha presentado el programa del Partido Conservador para las elecciones del próximo 8 de junio, en que destaca la dureza contra los inmigrantes, obligando a los empresarios a pagar más al contratar trabajadores extranjeros. El llamado “impuesto de atributo” se usará para formar a trabajadores británicos para que puedan desempeñar todo tipo de empleos. Los trabajadores de fuera de la Unión Europea tendrán que pagar más por hacer uso del sistema nacional de salud.

Las compañías británicas pasarán a pagar 2.000 libras (2.340 euros) al año por cada trabajador extracomunitario en su plantilla al término de la siguiente legislatura, en lugar de las 1.000 libras actuales, según el programa electoral del Partido Conservador, que sostiene que recurrir a la inmigración cualificada no debería ser el modo en el que el Gobierno o las empresas rehúsan cumplir con su obligación de mejorar las cualificaciones de los trabajadores británicos. El documento señala que la futura salida de la Unión Europea permitirá a Londres controlar la inmigración comunitaria, y anticipa que establecerá medidas para reducir el número de personas que llegan al Reino Unido desde el bloque europeo.

La primera ministra se propone además incrementar los ingresos mínimos que deben acreditar los inmigrantes para pedir visados para familiares, endurecer los requisitos para entregar visados a estudiantes y subir las tasas a los extracomunitarios para utilizar la sanidad pública. El programa conservador avanza además que el Ejecutivo adoptará medidas para que los estudiantes abandonen el país una vez que terminen sus cursos, a no ser que cumplan unos nuevos y más exigentes criterios para quedarse a trabajar en Reino Unido.