Entre el 24 de mayo y el 9 de junio

Dr. Armando Rojano Uscanga

El gobierno español reconoce los riesgos que tendrían las huelgas previstas por los sindicatos de estibadores de sus puertos, ante la aprobación del decreto que reforma este sector y considera que garantiza el mantenimiento del empleo. Pero ya se ha efectuado el preaviso para ocho jornadas de huelga, cuatro de ellas en mayo a partir del 24 y otras tantas hasta el 9 de junio, concretamente todos los lunes, miércoles y viernes en horas impares.

Este tipo de movilizaciones generan un grave daño a la economía del país y a los propios puertos, por el riesgo evidente de que alguno de los tráficos marítimos que se desvían cuando se anuncia una huelga, no se recupere posteriormente y se dirija hacia puertos de otros países.

Pero los estibadores se sienten engañados y piden el rechazo parlamentario a la reforma, con un nuevo decreto ley que cumpla con la principal demanda del sector: la garantía del empleo de los trabajadores actuales, ya ocurrió el 16 de marzo cuando el Congreso derogó la primera propuesta de reforma del sector del Ejecutivo. Consideran que se pretende liberalizar el sector y despedir a los estibadores portuarios con fondos públicos para colocar a otros en unas condiciones mucho menos atractivas. El tipo de paro propuesto es el mismo del que se convocó durante el mes de marzo, que finalmente no se llevaron a cabo.

Con la reforma del sector propuesta por el gobierno español, se liberalizará la estiba en España y  acabaría la falta de libertad de establecimiento y de contratación de estibadores que denunciaron los tribunales europeos y por los que España ya tiene una sentencia en contra.