La verdadera “Sustentatibilidad” pasa por reciclar todo

Dr. Armando Rojano Uscanga

Llaman “Economía Circular” a cerrar el círculo de los ciclos de vida de los productos a través de un mayor reciclado y reutilización, y la consideran la mayor revolución global en 250 años, basada en cambios simples en la manera de producir, trabajar y comprar. Para algunos, como el que esto escribe es una filosofía que nos transmiten en casa.

Y es muy lógica, pues los recursos naturales escasean cada vez más y se resolvería consumo de ellos, haciéndolo de manera más sostenible. Mientras medio mundo está impactado por la crisis económica más grave sufrida desde la de 1930, hay expertos pensando en cambiar las estructuras de producción para crear riqueza y empleo al tiempo que se reduce el impacto medioambiental. Ese es el modelo de producción es la economía circular, que consiste en cerrar el círculo de los ciclos de vida de los productos a través de un mayor reciclado y reutilización, lo que aportará beneficios al medio ambiente, en la medida en que se reducirá la utilización de materias primas, y a la economía en general en forma de más crecimiento y, en consecuencia, mayor creación de empleo.

La Comisión Europea fomenta el crecimiento económico a través de la economía circular, con un ambicioso paquete de medidas para impulsar la competitividad, crear empleo y generar crecimiento sostenible. El plan de acción abarca la totalidad del ciclo de vida, de la producción y el consumo a la gestión de residuos y el mercado de materias primas secundarias, destinando 6.150 millones de euros de fondos europeos. Y se trata de medidas tan simples que sorprenden, como reducir el despilfarro de alimentos mediante una indicación de fechas de caducidad mejoradas y herramientas que permitan alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos, a más tardar en 2030, o  mejorar la reciclabilidad de los plásticos, mediante la reducción de sus sustancias peligrosas, para reducir los desechos marinos, ya que hay mares que tienen fondos de plástico en algunas zonas del mundo, como denuncian desde hace años las organizaciones ecologistas.