Se convierte en cuarto fabricante mundial

Dr. Armando Rojano Uscanga

El pasado 5 de mayo despegó en su vuelo inaugural, el C919 (la “C” alude a China y a Comac, el 9 simboliza “la eternidad” y el 19 a los 190 asientos de su máxima capacidad), un enorme avión de pasajeros construido en China, que la convierte en el cuarto fabricante de grandes aviones comerciales después de Estados Unidos, Europa y Rusia. Representa un hito para la Corporación de Aviones Comerciales de China (Comac, por sus siglas en inglés), el fabricante del C919 con sede en Shanghai, de cuyo aeropuerto partió la nave con una autonomía estándar de 4.075 kilómetros, de fuselaje estrecho es similar a los nuevos Airbus 320 y Boeing 737.

El avión bimotor despegó con una tripulación de cinco miembros, pero sin pasajeros. El vuelo duró 80 minutos. El exitoso vuelo acerca a China a su transformación de país manufacturero de artículos de bajo costo a un creador de tecnología avanzada. Además, representa un importante progreso en el proyecto de China de desarrollar grandes aviones de pasajeros y un importante hito en el desarrollo de la industria de aviación civil de China, que comenzó a desarrollar su propios aviones jumbo de pasajeros en los años 70, y el primer modelo, el Y-10, realizó un vuelo de prueba exitoso en 1980, pero el proyecto fue abandonado. En 2007, el Consejo de Estado aprobó planes para desarrollar un gran avión de pasajeros. En noviembre de 2015, el primer avión C919 salió de la línea de ensambladura. Más de 200.000 técnicos trabajaron en el proyecto.

El jet fue diseñado y producido en China y fabricado con recursos procedentes de todo el mundo. Le hará la competencia al Airbus 320 y al Boeing 737 costando unos 50 millones de dólares, menos de la mitad de lo que valen dichos modelos. El C919 incorpora partes de más de 30 proveedores globales como Honeywell International Inc. Sus motores fueron producidos por por General Electric y Safran Aircraft Engines. Un total de 23 clientes extranjeros y nacionales, incluyendo la aerolínea nacional china Air China, han hecho pedidos de 570 aviones. Boeing pronosticó el año pasado que China se convertirá en el mayor mercado mundial de aviación dentro de 20 años, porque habrá una demanda de más de 6.000 nuevos aviones en las próximas dos décadas con un valor total de un billón de dólares. Comac buscará obtener certificados de licencia de vuelo de la Administración de Aviación Civil de China y de los reguladores de seguridad de aviación extranjeros antes de hacer sus primeras entregas programadas para el 2019.