Lic. Guillermo Ingram

Ayer les decía respecto a la basura ¡Todos producimos una enorme cantidad de basura y todos contribuimos a la polución en la Tierra! Pero creo somos muy pocos los que estamos conscientes de que somos todos los que creamos la polución, ya sea de una forma activa o pasiva. Pero, para que hagan ustedes una prueba piloto para que vean que sí estamos en calidad de “pasivos”, pregúntense ¿Cuántos árboles han sembrado a lo largo de su vida? ¡Y certificado que todos esos árboles han llegado a adultos, o sea pleno desarrollo! Estoy seguro que infinidad de gente se quedó en el frijolito que en la primaria la maestra de primer año nos dijo lo plantáramos y viésemos cómo se iba desarrollando la plantita y hasta ahí llega la cultura ecológica activa.

¡NO SOMOS NADA ECOLÓGICOS!

Por lo tanto, es que en materia de la siembra de árboles estamos en la calle de la amargura, por la sencilla razón de que no tenemos ni idea de la importancia y trascendencia de los árboles.

El otro día leía en el editorial de El Dictamen sobre la gran necesidad que hay de la siembra de árboles en todos los niveles sociales, como también en los sitios en donde vivimos. Me pareció una buena opinión, pero estoy seguro que entre la población mexicana ¡Y del mundo!, no hay consciencia de lo importante que es el sembrar y mantener vivos a los árboles.

SON DE SUMA IMPORTANCIA LOS ÁRBOLES

Estos gratos amigos son efectivamente el agente limpiador del aire, así como el proveedor de agua, pues en donde hay muchos árboles siempre hay agua y en abundancia, lo mismo, cuando son derrumbados el agua se comienza a escasear. También los árboles son la base para la existencia de infinidad de ecosistemas, tanto en su alrededor como en ellos mismos, que van de los organismos más simples a los más complicados, en estos últimos tenemos a esos maravillosos seres del reino animal que luego incluso son enjaulados y me refiero a las aves en general, siempre tienen ellas sus “casas” en los árboles. E incluso en esos mismos árboles es que ellas encuentran su sustento en la forma de seres de menor volumen y distinto volumen, como serían los gusanos, las hormigas y otros más.

NUESTRAS SÚPER ECOLÓGICAS ABUELAS

Hoy, ya es como pedirle peras al olmo, pero, hoy muchos niños de las ciudades que no saben que aves, como las gallinas ¡Duermen en los árboles! Anteriormente cuando los conceptos de urbanismo eran otros, las casas poseían grandes patios traseros en donde las abuelitas tenían de todo tipo de árboles ¡Ni se diga plantas también de todo tipo y gallinas! Hoy también infinidad de niños llegan a creer los huevos prácticamente son hechos en los mismos supermercados, pues en su vida han visto poner huevos a una gallina o, sencillamente se enteran de donde vienen los blanquillos hasta que en la primaria las maestras les muestran a las gallinas cuidando a los pollitos ¿O no es cierto? Incluso, nuestras abuelas eran ¡Súper ecológicas! Tenían cerca de sus cocinas una serie de macetas con hierbabuena, epazote, albahaca, menta, etc. Y de ahí sacaban ramas de las mismas para condimentar la comida o prepararse tés. Cuando la cosa de la drogadicción no estaba como de terrible y confusa como ahora ¡Hasta macetas con amapolas llegaron a tener! ¡Qué bonita flor la de la amapola!, pero, hoy está prohibido. Incluso, cuando sobrevenía el insomnio o el nervio andaba harto alborotado ¡Un tecito con hoja de amapola componía todo y se dormía muy bien! ¡Todo natural!

HOY TODO SE “CULTIVA” EN EL SÚPER

En el presente todo se compra en el súper, ya nada se cultiva en casa como con las abuelitas ¿Se acuerdan de detalle de las plantas aromáticas de las abuelitas? Incluso, siempre había un árbol de naranja en el patio de la casa de la abuelita y a mí todavía me tocó me prepararan un té de hoja de naranja ¡Riquísimo! Hoy también todo se compra en cajitas y sobrecitos en el súper.

CUIDABAN MUCHO DE LOS ÁRBOLES ¡LOS DEFENDÍAN A CAPA Y ESPADA!

Las abuelas eran también muy ecológicas pues amén de tener varios árboles, que iban desde el de aguacate, hasta la palmera de cocos, cuidaban como su vida estos árboles ¡Cuidadito y se metía uno con éstos porque ipso facto era uno sometido a correctivos! Y uno aprendió ahí a cuidar de la naturaleza, porque además vimos que la naturaleza era generosa ¿Hoy? Ni quién se apure a hacer crecer un árbol, cuando menos en la banqueta y lo de las macetas con plantas aromáticas es de nacos, pero ¿Qué tal está tenemos al planeta?

http-//:losbuenosdias.blogspot.com
correo:losbuenosdias@gmail.com