Lic. Guillermo Ingram

¡Qué calor tan espantoso! Miren que cuando era yo niño escuchaba a las personas mayores lamentarse por el calor, pero y según recuerdo, de niño nunca sentí calor y todo era andar viendo en qué jugar, pero hoy, que ya estoy en la Tercera Edad ¡Me quejo tremendamente de este p…inche calor! Pero, me atrevo a utilizar por título el de una película fatalista de allá de la década de los setenta en el siglo pasado, porque, según esto, veo las estadísticas del calor de cuando yo era infante y nada que ver con lo que hoy estamos padeciendo en materia de temperaturas altas. Son indiscutiblemente una auténtica mentada de diez de mayo, las temperaturas actuales, no los datos estadísticos.

TODO LO HEMOS ACABADO

Pero, les decía el otro día respecto a los árboles, que los hemos derruido y talado a ciencia y conciencia bajo la divisa de que “los árboles echan mucha basura”, cuando ¡Que son los que limpian el aire y nos ofrecen sombra y oxígeno! Y esto sucede en el mundo entero, no sólo en lo que a México respecta y de éste no sólo a Veracruz ¡En todo el mundo!

EL OTRORA BELLO MACUILTEPTL, HOY ES UNA ESCENA DRAMÁTICA Y FUTURISTA

El otro día que venía desde Las Vigas para Xalapa, en un recoveco de la carretera pude ver la mancha urbana de lo que hoy ya es una zona metropolitana que abarca los municipios de Xalapa, Banderilla, Emiliano Zapata y otro más cuyo nombre no me viene a la testa. En la cúspide de esta mancha de concreto se ve como amenazado por ser tragado por la misma el otrora frondoso “Cerro de Macuiltéptl”. Hasta pareciera una imagen futurista de nuestro propio mundo: el concreto a punto de engullirse la última cúspide de la última loma arbolada.

Tiene su dramatismo ver tan reveladora escenas y peor aún con todo lo que sucede en el entorno.

LA XALAPA CON SUS NOCHES DE LUNA Y OLOR A JAZMÍN

Cuando hace casi 40 años viví en Xalapa con motivo de estar en la Facultad de Derecho, mi recuerdo de ésta era la de muchos árboles ¡Hasta con orquídeas!, muy buen clima, bastante frío y húmedo, así como una muy buena cantidad de agua por todos lados. Hoy, lógicamente todo eso está sólo en las viejas fotografías de la otrora ciudad de Las Flores y la gente feliz (lo de gente feliz es de mi cosecha porque así veía yo a las personas  en Xalapa con tan magnífico clima), hoy, ni hay más flores y la población está ahora presa de una terrible neurosis producto del gran calor que hoy agobia a la ciudad capital del Estado, así como el tremendo desorden y congestionamiento vehicular ahí prevaleciente.

UN PRECLARO EJEMPLO DE LO QUE NO SE DEBIÓ DE HACER

Pues retomando lo de “hace casi 40 años”, la misma zona de la que les platico, la del Cerro del Macuiltéptl, era una extensa zona arbolada que se veía desde cualquier punto de donde estuviese uno cercano a Xalapa, así como la ciudad misma se veía rodeada de una zona de gran verdor por todos sus lados y, la misma ciudad lucía grandes manchas verdes que eran los sitios arbolados dentro de la misma zona urbana. Pero como les platico, hoy, vista desde donde se pueda observar, es feo ver cómo en 40 años hemos pasado de un verdor y clima exquisito a un devastador y deprimente urbanismo que ha acabado con todo el verdor y exquisitez de clima. Según esto Xalapa significa en náhuatl: manantial en la arena. Pero, hemos acabado con la arena y el propio manantial.

Lamentablemente Xalapa es sólo una muestra de todo lo que sucede en México y el mundo en materia de entorno ecológico, hemos acabado con la finca y los mangos. No hemos dejado ni siquiera los árboles dentro de la ciudad ¡Con esos también hemos arrasado! Pero nos quejamos de lo feo del clima presente.

VERACRUZ ES OTRO ELOCUENTE EJEMPLO Y LO TENEMOS A LA VISTA

Y si no quieren ir hasta Xalapa, vayan a la zona norte de la ciudad de Veracruz, comenzando la autopista Veracruz-Cardel y tal y como se los he comentado en otras ocasiones, vean hacia lado izquierdo y derecho, por el izquierdo, la otrora verde arbolada zona que poseía además una laguna que había sido partida por la mitad por la autopista, hoy está totalmente urbanizada y sólo se logra ver, amén del concreto, un “bosque” de puro “Rotoplast” y por la derecha, las planchas de concreto de las empresas de la zona portuaria ¿Y los árboles y demás naturaleza? Extinta y terminada.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:losbuenosdias@gmail.com