De acuerdo con la Secretaría de Salud de la federación, del veinte al veintiséis del presente mes de mayo se llevará a cabo la Segunda Semana Nacional de Salud, por lo que el próximo sábado comienza esta trascendental acción en pro de la salud en todo el territorio mexicano. El plan de esta campaña pretende reforzar los esquemas básicos de inmunización. Se aplicará a niñas de quinto grado de primaria y de once años de edad dosis de la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH). Como parte de las acciones a seguir se reforzará la vacunación permanente: completar esquemas básicos (BCG, pentavalente acelular, anti hepatitis B, Triple viral (SRP), anti rotavirus, antineumocócica conjugada). Así mismo, aplicación de refuerzos de la vacuna DPT y SR (en la población que no demuestre haber recibido la segunda dosis de refuerzo o SRP o SR).

Se pretende otorgar protección contra tétanos neonatal en embarazadas mediante la administración de una dosis de Td o Tdpa; distribuir sobre de “Vida Suero Oral” a cada una de las madres o responsables de los menores de cinco años de edad que entren en contacto con los servicios de salud, en las unidades médicas. Informar a las madres o responsables de los menores de cinco años de edad sobre la prevención de las enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas, su manejo en el hogar y la identificación de los signos de alarma.

La Secretaría de Salud de la federación hace hincapié que las vacunas son gratuitas, por lo que no se debe dejar sorprender nadie por parte de cualquier colaborador en las unidades de salud en caso de que solicitaran cualquier tipo de emolumento.

Por lo tanto no existe excusa alguna para que los padres de familia o tutores de los menores a ser inoculados no asistan con los niños a que les sean aplicadas las dosis de requeridas para que sean debidamente vacunados en contra de las enfermedades que se citan en renglones anteriores. Deben de acudir a cualquier centro de salud quienes necesitan mayor información a fin de que cumplan con esta obligación y no dejen sin las debidas defensas a los menores. No se debe de olvidar que es mucho mejor el prevenir que lamentar, siendo además, una obligación de los padres o tutores el llevar a los menores a recibir los tratamientos que se estarán aplicando en esta Segunda Semana Nacional de la Salud a todos los niños que así lo requieran, con la finalidad de evitarles problemas mayores, tanto a ellos como a la familiar misma.

No se debe de olvidar llevar la cartilla de vacunación a fin de que en la misma queden registradas las aplicaciones a que se haya sometido a los infantes, esto a fin de tener el antecedente necesario y se puedan ir reforzando las inoculaciones o pasando a las nuevas fases en la próxima Semana Nacional de la Salud.

Por lo tanto, no existe excusa alguna para no llevar a los menores a las unidades de salud a fin de recibir el tratamiento de esta segunda actividad en todo el territorio nacional.