Significa “en sigilo” o “secretamente” y que se usa para describir la “moda” entre algunos hombres de quitarse el condón durante la copulación a pesar de haber acordado con su pareja usarlo.

Las organizaciones defensoras de los derechos sexuales de las mujeres alegan que debe ser tratado como una violación.

Además preocupa que sea un asunto poco reportado.

Un estudio de Alexandra Brodsky publicado en el Columbia Journal of Gender and Law, la revista de la Universidad de Columbia de Género y Derecho, señala que “entrevistas con personas que han experimentado el retiro de preservativo indican que esa práctica no consensual es común entre personas jóvenes y sexualmente activas”.

La experiencia de Louise

Louise recuerda que, tras terminar el acto sexual con su amigo, notó que se había quitado el preservativo.

“El condón estaba en el piso…”.

Le dije: ‘No vi cuando te lo quitaste’

Respondió: ‘Lo hice cuando íbamos por la mitad’

Le dije: ‘¿Qué? ¿Fue un accidente?’

Respondió: ‘No, sólo pensé que lo iba a hacer’

Y yo: ”¡Qué violación! Es egoísta. ¿Cómo y por qué hiciste algo así?‘.

“Ni siquiera se molestó en decírmelo o alertarme. Y luego se quedó muy tranquilo, diciendo que no sabía que iba a ser tanto problema”.

“Me dijo que pensó que nos beneficiaba a los dos. Recogí mis cosas y me fui”.

¿Violación?

El estudio de Alexandra Brodsky define stealthing como “retiro de condón no consensuado durante la relación sexual”.

Advierte que “expone a las víctimas a riesgos físicos de embarazo y enfermedad” y que es “muchas lo experimentan como una grave violación a su dignidad”.

Pero, ¿es violación?

“Si la persona no sigue las reglas, la ley dice que no hubo consentimiento”.

En lenguaje menos legal, si acuerdas tener relaciones sexuales usando un preservativo y te lo quitas sin decir nada, ya no tienes consentimiento.

Y la violación es cuando “penetras a otra persona y esa otra persona no lo consintió”.

Sin embargo, no todo el mundo está tan seguro de que sea buena idea llamarlo stealthing.

“Siempre me sorprende cuando le ponen nombres como este a cosas que efectivamente son sólo otra forma de asalto sexual”, le dice a la BBC Katie Russell, de la ONG Rape Crisis.

“Si alguien da su consentimiento a un acto sexual específico con el uso de anticonceptivo y tú cambias los términos de ese acuerdo en medio del acto, eso es una ofensa sexual”.

Darle un nombre como stealthing hace que suene relativamente trivial“, señala.

FUENTE: bbcmundo.com