Mario Vázquez Sandoval / El Dictamen


Consciente de la realidad que corresponde a un candidato abanderado por el Partido del Trabajo, modesto, limitado en la disponibilidad de recursos ocupados en el desarrollo de campaña de proselitismo en municipio del calado de Veracruz con más de cuatrocientas colonias, el licenciado Luis Fernando Ruz Bravo se pronunció por la atención de los grupos más vulnerables, paso inaplazable por el grado de irritación social prevaleciente, amenaza real de un desbordamiento humano, sin que poder policiaco pudiera contener; urge la despresurización del ambiente.

Satisfecho por participar, por primera vez en un proceso electoral, doblemente significativo, cuando está en juego la alcaldía del principal escaparate de la entidad, durante la visita hecha ayer a El Dictamen y El Dictamen On Line comentó a la licenciada Bertha Rosalía Ahued Malpica, Subdirectora Ejecutiva, la realidad encontrada en ochenta colonias, carentes de agua, drenaje, iluminación, vialidades, servicios de salud. Abandono total, situación extrema que se propone resolver, si el voto le favoreciera en la elección del próximo cuatro de junio.

El exdelegado de la Secretaría de Educación y Cultura del gobierno del Estado -durante 8 años-, llegó acompañado de su padre Emilio Ruz Ávila, poseedor de larga trayectoria en la administración pública; reiteró el compromiso de contribuir en la reconstrucción del tejido social. La mayor cantidad del presupuesto en obra material estaría destinada a estos asentamientos humanos, su plataforma los ubica en el tema de prioridades. La densidad poblacional tiene crecimiento exponencial, es momento de emprender corrección de errores antes de lamentar reacciones violentas de paisanos decididos a delinquir por ausencia de satisfactores básicos, propias de vida digna.


CREACIÓN DE DELEGACIONES

Un territorio y población tan grande como Veracruz Puerto justifica instrumentación de delegaciones en puntos estratégicos, acercamiento de la autoridad, donde funcionarios estén cerca de la ciudadanía. Conozcan y den seguimiento a los acuerdos tomados. Resulta una barbaridad sostener la concentración de personal en Palacio Municipal, desde el centro histórico dar respuesta a trámites de pagos de predial o solicitudes de apoyos diversos, de personas con asiento en lugares tan lejanos como Colinas de Santa Fe, Hacienda Sotavento, Los Predios, Santa Fe, Las Amapolas, por citar algunas referencias.

Hablamos de redistribución de recursos humanos, para nada aumentar carga burocrática, se trata de repetir buenas experiencias exitosas, guardando las proporciones, conocidas en la Ciudad de México. Beneficios desprendidos en favor del Ayuntamiento, pero sobre todo a la ciudadanía. Mucho juego le correspondería a las escuelas, profesores en el papel de enlaces idóneos en el proceso transformador de una población arraigada en su localidad.

Ruz Bravo, casado con la señora María Rosa Barros Llorente de Ruz, compañera del peregrinar desde el día dos de mayo es padre de tres hijos: abogado Luis Fernando, doctor Rodrigo Emilio y contador Juan Manuel Ruz Barros, además de dos nietos confesó el orgullo de ser veracruzano auténtico, dispone de una “radiografía” fiel de Veracruz, en tareas de naturaleza educativa le permitieron recorrerlo varias veces. Con esa base, define acciones de la importancia de ampliación de carretera Veracruz-Xalapa, acceso a la ciudad. Lo mismo el tramo que conecta con Mata de Pita. Reforzamiento de infraestructura en el saneamiento, hacer efectivo el tratamiento de aguas residuales para ofrecer playas limpias. Atención al centro histórico como sucede con otras plazas del Bajío, Puebla, de interés turístico.

 


RECUPERAR EL IMPLADE

Una asignatura de aplicación inmediata en el plan del candidato del PT corresponde a la recuperación del Instituto Metropolitano de Planeación y Desarrollo -IMPLADE- donde tengan espacios representantes de cámaras empresariales, especialistas en diversas materias, para evitar, cada gobierno “reinvente” Veracruz. Se trata de empoderar a la ciudadanía. Saltar del capricho de un grupo edilicio a un organismo rector de acciones con sustento pleno, tanto técnico como de enfoque social. Sin faltar la instalación del Instituto Municipal del Empleo, detonar la vocación económica del lugar, más allá de la temporalidad del cuatrienio, donde el alcalde disponga de tiempo para cumplir con el papel de gestor de recursos localizados en programas estatales y federales.

Esa dinámica donde privilegien la transparencia, rendición de cuentas, estaría soportada en una contraloría, convocada por la Universidad Veracruzana y, cuyos perfiles y designaciones estaría a cargo de integrantes de cámaras empresariales, actuar que garantice aplicación de la ley y control de arriba hacia abajo, nadie al margen de la observación ciudadana. De la mano con la ventaja de profesionalización de empleados, llevar la capacitación a todos los grados, aprovechamiento óptimo de la tecnología, menor esfuerzo, inmediatez de respuestas y mayor productividad.

Independientemente del resultado de la elección, el licenciado Luis Fernando Ruz Bravo, agradeció a directivos del Partido del Trabajo por la oportunidad de abrir el espacio de participación. Después de la experiencia regresará a la posición de ciudadano, ninguna aspiración lo mueve a buscar registro partidista. Se volvieron franquicias, omisos ante el reclamo de la sociedad, concluyó.