Jesús Olivares / El Dictamen / La Gloria, mpio. Úrsulo Galván, Ver.


Una plantilla laboral de aproximados ochocientos trabajadores, se apostaron desde la noche del pasado miércoles en los accesos del Ingenio La Gloria, presionando ante el binomio sindicato-empresa, por el respectivo pago del reparto de utilidades, vigente en el contrato ley de los trabajadores de la industria azucarera y del cual no ha sido devengado.

Visiblemente molestos y bajo un clima de tensión, los agremiados a la sección veinte del sindicato azucarero tomaron las instalaciones del recinto sindical, así como los principales accesos de personal de la mencionada factoría. Fue así que el obrero Gabriel Rivera, dijo que el secretario general Martín Malpica Domínguez de primera mano había informado, que de las prerrogativas en disputa no había más que 900 Mil Pesos y después del movimiento gremial, aceptó que hay diez millones de pesos, (aunque esta cantidad, no es ni un tercio de lo obtenido por concepto de producción). Entre lo asegurado, se encuentran dos camionetas tipo ejecutivo, mismas que son propiedad del comité ejecutivo local y se encuentran en el patio del sindicato.

Gabriel Rivera aseveró que la exigencia de sus compañeros, es la de convocar a una asamblea extraordinaria, para desconocer al actual secretario general Martín Malpica Domínguez, pues la situación es insostenible debido a que no es la primera vez que esto sucede, además de ser presunto cómplice de robo, amenazas y hostigamiento. Hasta el cierre de esta edición, el paro permanecía sin contratiempos en espera de una solución que satisfaga a la clase trabajadora.