REDACCIÓN/EL DICTAMEN


La niña prodigio Andrea Ortega Delfín, es una gran exponente del ballet, la danza y el jazz. La pequeña de 11 años de edad, sueña con llegar a ser primer bailarina de la Opera Berlín, tal como su ídolo e inspiración, la también bailarina e igualmente mexicana, Elena Carrillo Cabrera, que actualmente es la máxima exponente del baile en la prestigiada Opera berlinesca.

En entrevista para El Dictamen,  “Decano de la Prensa Nacional” y El Dictamen Online, Andrea nos contó que se inició en la danza cuando tan sólo tenía 1 año y 6 meses de edad, por increíble que parezca y lo que más le apasiona de su actividad es la sensación de que vuela. “Me gusta bailar, sentir que vuelo, simplemente es lo que más me gusta”, expresó Andrea.


En el año 2014 asistió a un curso en la ciudad de la Habana en Cuba; en 2015 ganó medalla de plata en “Danza Activa” en Panamá. Su máximo logro lo obtuvo en enero de este mismo año, en Missoula, Montana, en los Estados Unidos, donde Andrea obtuvo medalla de oro en el evento “Vive Usa”. Su  objetivo es ser seleccionada nacional y desafortunadamente no pudo asistir a Moscú, sitio donde se encuentran los mejores bailarines del mundo, esto por no contar con los recursos económicos necesarios. Sin embargo, fue seleccionada para asistir a Portugal.

Finalmente, Andrea Ortega nos confió que su máximo sueño es ser primer bailarina en Berlín y en Moscú.