Por Rodolfo Herrera

La ex primera dama de México Margarita Zavala y su marido el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, de plano entraron en desesperación, una amenaza con abandonar el PAN y el otro advierte que su compañera es la única con posibilidades de ganarle a Andrés Manuel López Obrador.

Ambos están desesperados, impacientes, intranquilos, preocupados, ansiosos y todo porque en menos de un año el panorama nacional les ha cambiado enormemente, es decir, hace un año Margarita traía consigo las preferencias y solo le competía el hoy ex gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle.

Hace justamente un año, el gobernador en funciones que dirigía y palomeaba candidatos en todo el país era Moreno Valle, aun así Margarita tenía amplias posibilidades de llegar a la candidatura a la presidencia.

Incluso, sus asesores le colgaron la gracia de semblantearla junto a la candidata presidencial norteamericana Hillari Clinton y hasta auguraban “si gana la Clinton Margarita va a ser presidenta de México”.

Para el 6 de junio de 2016, hace justamente un año, todo se vino abajo y Rafael Moreno Valle pasó de ser el único gobernador panista con aspiraciones presidenciales, a ser el gobernador número 11 con los 7 triunfos que el líder nacional del PAN Ricardo Anaya se adjudicó él solito, porque el PRD pasó de la lucha del proletariado a sirvienta de la clase patronal.

De inmediato, Margarita Zavala salió a vanagloriarse de los triunfos panistas, mientras que Moreno Valle salió a descalificarla, como advirtiendo que la candidatura presidencial ya tenía dueño y partiría de la estatua a los hermanos Serdán, en el bulevar poblano del mismo nombre.

Pero a partir de ese momento Margarita dejó de ver en Moreno Valle a su contrincante más fuerte y concentró toda su atención en el líder del PRI Ricardo Anaya, que al paso de los días, las semanas, los meses, seguía cacareando “su” triunfo electoral de 7 gubernaturas.

La sonrisa sarcástica del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, se desdibujó al mismo tiempo que arreció su presencia con los candidatos a las gubernaturas, en los comités, hizo uso y abuso de redes sociales tratando de inducir su figura con el recuerdo de un gran mandatario, pero todo eso ha sucumbido a la flaca memoria de los mexicanos, que al paso del tiempo olvidan.

En plena campaña por las gubernaturas que estuvieron en juego este pasado 4 de junio, tanto Margarita como Felipe amagaron en diversas ocasiones con salir del PAN y abandonar las filas del organismo político que los llevó seis años a dormir en la casa más lujosa y vigilada del país.

Para el 5 de junio, Margarita Zavala no estaba festejando los triunfos a la par de su líder nacional Ricardo Anaya, en estaciones de radio de la capital del país se le escuchaba iracunda, diciendo que estaba molesta porque su líder Ricardo Anaya no se comportaba como tal y utilizaba los espacios del partido para su promoción personal.

Como dijera el vocero de la presidencia durante la panuchocracia, lo que Margarita quiso decir es que Anaya deje de promoverse para afianzar su imagen personal y desplazarla de la candidatura panista a la presidencia ¿O no?

Y como la carne es débil, Anaya ha sucumbido a los oportunistas, soplanucas, acomodaticios que le susurran en la oreja diciendo “si tú has ganado todo, lo lógico es que tú seas el presidente” Pos claro.

En la desesperada, Margarita vuelve a anunciar que siempre no se va del PAN mientras el marido intenta sin éxito sacarse de la manga una encuesta de esas xalapeñas que advierte que “solo ella podía ganarle a López Obrador”.

Sin duda, una vez más Felipe Calderón habrá de seguirle los pazos a Vicente Fox, así que no les extrañe que en los próximos meses lo veamos echándole porras al candidato presidencial del PRI diciendo como el bigotón decía del Peña Nieto “este arroz ya se coció” .

¿REGIDORES DE VERACRUZ GANARÁN LO MISMO QUE EN BOCA DEL RÍO?

Mire usted, hemos dicho en reiteradas ocasiones que un regidor del ayuntamiento priista de Veracruz genera gastos hasta por 300 mil pesos mensuales, mientras que en Boca del Río un regidor gana 18 mil pesos al mes, al parecer, en esta administración se homologarán los sueldos de Veracruz al igual que los de Boca del Río, es decir, todos ganarán no más de 18 mil pesos. ¿Se imagina usted el tamaño del ahorro? Ya veremos

Comentarios a: vivirenelgolfo@gmail.com