Tag Archives: TLCAN

Renegociación del TLCAN no será un paso atrás: Guajardo

(El Dictamen/Agencias)

Foto tomada de internet

En la próxima renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no habrá “pasos para atrás”, ni cuotas, ni aranceles, pero sí se fortalecerán las reglas de origen, aseguró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

“No aranceles, no a cuotas y fortalecimiento de reglas de origen. Sin duda, les puedo garantizar que esos tres elementos serán claramente defendidos como una línea propia en las negociaciones del TLCAN, no les quede duda que la negociación es para ir para adelante, no para atrás”, dijo durante el Primer Encuentro nacional de la cadena fibra, textil, vestido.

La renegociación deberá de tener un componente de ganar-ganar para todas las partes.

Serán los senadores quienes se asegurarán de que el TLCAN traiga beneficios al país.

Los legisladores no aprobarán los cambios al Tratado si no cumple “con las condiciones del interés económico, que refleje la soberanía nacional y el interés de los mexicanos”, dijo el funcionario.

Ante los empresarios que pidieron frenar la subvaluación, el secretario reconoció que existían problemas en la industria como la subvaluación.

Al respecto, el jefe del SAT, Osvaldo Santín Quiroz, dijo que la subvaluación de productos de importación disminuyó 23% en el primer bimestre de 2017.

Además de que se incrementó el número de aseguramientos a 88, lo que significó 831 mil piezas. Contra 30 aseguramientos por 500 mil piezas en 2015.

En su intervención, el presidente entrante de la Cámara Nacional de la Industria Textil, José Cohén Sítton, dijo que “con mucha preocupación, enojo y coraje, seguimos viendo como la ilegalidad e impunidad siguen siendo el gran cáncer de la industria del país. Ya basta. En la actualidad, una de cada tres prendas que entran al país entran subvaluadas y la mayoría de estas por programas sectoriales como el maquilador”.

Sector zapatero se prepara ante posible renegociación del TLCAN

(El Dictamen/Agencias)


Los empresarios zapateros se preparan para la defensa del sector ante una eventual renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la pretensión del gobierno de Donald Trump de aumentar en un 20 por ciento los aranceles a las importaciones de Estados Unidos de productos procedentes de México.

Desde el viernes pasado los industriales del calzado mantienen reuniones con los líderes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) para definir las acciones a seguir en favor de la industria nacional y del calzado.

En el 2016 se exportaron 25.3 millones de pares de calzado de León con un valor de 456.5 millones de dólares. A Estados Unidos enviaron 19.8 millones de pares que representó el 78.46 por ciento del total.

El presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), Javier Plascencia Reyes, informó que su sector está participando en reuniones del “Cuarto de Junto” organizadas por la Concamin para establecer la estrategia y la postura de la Industria nacional, y puntualmente la del calzado mexicano por la eventual renegociación del TLCAN.

En principio buscaremos que no haya cambios en lo que respecta a elementos tales como Regla de Origen, Acceso a Mercados y Certificación de Origen. Se llevan a cabo los estudios necesarios que sustenten esta postura, dijo.

En un comunicado, Plascencia Reyes explicó que están convocando a los afiliados de la CICEG que exportan a los Estados Unidos a una reunión el próximo viernes 3 de febrero.

Recordó que recientemente inició el programa de Internacionalización del sector calzado, al que canalizan sus esfuerzos para incrementar las exportaciones precisamente a la unión americana; “de ahí la importancia de las negociaciones y sus resultados en base a los términos y objetivos planteados por los sectores industriales al gobierno de México”.

Por todo ello, agregó, se trabaja estrechamente con las cúpulas empresariales y con el gobierno. “Es tiempo de trabajo para enfrentar este y todos los retos venideros. Es tiempo de unión, de creer en nosotros y en México”, acotó.

Trump dice que cobrará muro a través del TLCAN

(El Dictamen/Agencias)

MURO
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, insiste en que México pagará por la construcción de un muro en la frontera entre ambos países, e incluso apunta que eso será parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio.

Este viernes, en entrevista con “The New York Times”, el magnate confirmó que, contrariamente a lo que había prometido en campaña, serán los estadounidenses los que asumirán el coste y después esperarán el reembolso. La idea es, según el futuro presidente, “acelerar el proceso” y no esperar mucho a que se construya, a pesar de que para ello se tengan que usar recursos de los contribuyentes estadounidenses.

El reembolso se deja para cuando se llegue, dijo, a un nuevo acuerdo que sustituya al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que “nunca se debió haber firmado”. Ese proceso puede tomar mucho tiempo y el muro, dijo, es prioridad. “¡Todo el dinero gastado en la construcción del Gran Muro [por temas de rapidez] será pagado por México más tarde!”, tuiteó.

Su equipo comenzó a mantener contactos con legisladores conservadores para ver la viabilidad de destinar una partida presupuestaria al muro. La base legal está establecida (la Ley de Cerco Seguro de 2006, aprobado bajo el mandato de George W. Bush), y sólo falta el dinero. La estratagema de Trump es incluirlo en los presupuestos que hay que aprobar antes de fines de abril, para presionar a los congresistas si es que se quiere evitar el cierre del gobierno federal por falta de fondos.

La prisa por la construcción del muro es, según el columnista Greg Sargent, una forma de contentar a las primeras voces críticas con el magnate con respecto a su tibia respuesta a la inmigración. Las opciones de éxito son escasas. Trump valoró el costo en 8 mil millones de dólares, pero los expertos triplican el precio hasta los 25 mil millones. Conseguir que el Congreso apruebe el desembolso de ese dinero se plantea casi imposible.

En el último intento, en 2013, se rechazó 46 mil millones en una década para seguridad fronteriza. Aceptar la presión de Trump abriría muchas dudas en el Partido Republicano y daría munición a los demócratas por el gasto de dinero público, el posible aumento de impuestos y la desaprobación de la opinión pública a la construcción de la valla (54%).

TLCAN es una oportunidad, no una amenaza

(El Dictamen/Agencias)

TLC

El desmantelamiento del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no generará empleos, ni beneficiará a la industria estadounidense como prevé el presidente electo Donald Trump.

El Instituto México del Wilson Center sostiene en un estudio que en lugar de acabar con dos décadas de integración económica, la eventual revisión del tratado debería usarse para profundizar las oportunidades del pacto. “La relación económica con México, aun con sus desafíos, proporciona beneficios concretos, fortalece la competitividad de las empresas estadounidenses, crea empleos en Estados Unidos y genera ahorros para la familia promedio estadounidense”, indica el reporte.

“Con el enfoque indicado por parte de los encargados de tomar decisiones en ambos lados de la frontera, esos beneficios pueden ampliarse y extenderse a millones más. Estados Unidos y México dependen más que nunca para su competitividad y bienestar económico”, señala.

El informe titulado “Creciendo juntos: vínculos económicos entre Estados Unidos y México”, y con fecha de noviembre, sostiene que uno de cada 29 empleos en EU depende del TLCAN y en caso de frenar los flujos comerciales 4.9 millones de estadounidenses perderían sus trabajos.

“El comercio entre Estados Unidos y México, como el comercio entre dos países, crea y destruye puestos de trabajo; nuestro estudio encuentra una ganancia neta de 4.9 millones de empleos en Estados Unidos como resultado del comercio bilateral”, indica.

Los principales afectados en materia laboral serían California, en donde 566 mil empleos dependen directamente del TLCAN, seguido de Texas con 382 mil, Nueva York, 322 mil, Florida con 290 mil y Pennsylvania e Illinois con 200 mil, respectivamente.

Frenar el TLCAN también afectaría la competitividad de los negocios estadounidenses. Por un lado, constituiría un duro golpe a las cadenas de producción, como sería el caso del sector automotriz; y por el otro elevaría costos de producción.

La industria estadounidense importa de México más de 100 mil millones de dólares en insumos, para poder comercializar productos a un precio competitivo en el mercado internacional.

“El comercio con México también brinda a los consumidores estadounidenses acceso a productos de bajo costo y de alta calidad, lo que a su vez libera parte de sus ingresos para comprar otros bienes y servicios; esto se traduce en apoyo a empleos en toda la economía de los EU”, explica.

Según el estudio, carece de sustento la acusación de Trump de que el TLCAN ha sido uno de los mayores responsables de la desaparición de empleos en Estados Unidos.

Citando una investigación de la Universidad Ball State, 87% de los empleos que desaparecieron entre 2000 y 2010 en el sector manufacturero estadounidense fueron consecuencia de la transición tecnológica y 13% por el comercio.

El Wilson Center asegura que los impactos del TLCAN ya ocurrieron en donde tenían que darse, y ahora persisten sólo los beneficios.

Por su parte, la consultora estadounidense en seguridad e inteligencia Stratford sostiene en un análisis que si bien los estatutos del TLCAN permiten a un país salir del acuerdo de manera unilateral, no será tan sencillo para Trump.

La interrupción del TLCAN aumentaría los precios de los consumidores y afectará considerablemente a los negocios y las economías de varios estados; principalmente de Arizona, que concentra 40% de su comercio exterior con México, Nuevo México, 39%, Texas, 35%, Michigan, 31% y Missouri, 18.71%

Aunque en términos de monto comercial, por el tamaño de sus economías, los que más perderían serían Texas, cuyo comercio con México alcanzó los 178 mil millones de dólares en 2015, seguido por California, con 72 mil millones; Michigan, con 55 mil millones; Illinois, con 22 mil millones, y Ohio, con 14 mil millones de dólares.

“El gran nivel de perturbación que generaría en los negocios de esos estados una apresurada retirada unilateral podría disuadir a los legisladores en su apoyo a tal iniciativa y a futuras propuestas políticas. Esto es algo que Trump probablemente tomará en cuenta al elaborar su política comercial hacia México”, destaca.

La victoria electoral de Trump respondió al apoyo de los estados que han perdido empleos por la deslocalización empresarial, como Ohio, Michigan, Wisconsin y Pennsylvania; y el magnate está obligado a cumplir algunas de sus promesas si quiere reelegirse en 2020. Stratford prevé una negociación parcial del acuerdo para tranquilizar a los partidarios de Trump y evitar resistencia del Congreso. Canadá indicó que está abierto a discutir los términos; “México parece dudar en desafiar a EU”.

EL DATO AFECTACIÓN.
Vista general de la línea fronteriza México-EU. Expertos han advertido de los efectos de desmantelar el TLCAN.